Voluntariado en Honduras por Kimberly Palumbo

En el mes de octubre del 2014, fui en un viaje medico misionero a la Clinica Medica SAn Lucas de Gracias Lempira Honduras. Fui con mis padres quienes habian estado en Gracias varias veces antes. 

De su experiencia en viajes anteriores, ellos me habian compartido de la gran necesidad de anteojos en esa parte de Honduras y que esa debia ser la meta para el proximo viaje. En Honduras hay muy poco optometristas para las personas que viven en el area rural del pais. La Optica mas cercana esta en la ciudad de Santa Rosa de Copan a una hora de camino de Gracias. Para las personas que viven fuera de Gracias, la distancia y el tiempo para llegar hasta Santa Rosa es aun mas costoso. 

Decidi entonces recolectar donaciones para comprar los anteojos que se necesitaban. A medida que pasaba el tiempo mas fondos fueron donados lo que al final significo una donacion total de $ 700.00 para la compra de anteojos. 

Compre los anteojos por internet en la tienda Dollar General para que estuvieran en su empaque original y fueran entregados a la tienda de local de Dollar General. 

Tambien pedi donaciones de peluchitos para los ninos de Honduras. Estos peluchitos no son mucho pero cuando lo da a un nino que no tiene nada, un peluchito de estos significa para El como tener un millon de dollares en sus manos. No solamente hace sonreir a un nino, pero cuando se hacian algunas operaciones como extraerle un diente, el peluchito funcionaba como un manto milagroso y los ninos ya no tenian miedo. Durante los siguientes dos meses recolected 1600 peluchitos, de los cuales trajimos mas de la mitad a Honduras. 


Cuando llego la hora de salir para Honduras comenzaron a cambiar mis pensamientos. Al principio estaba un poco cautelosa y no pense como podria manejar una situacion como esta. Muchas personas me preguntaban "estas contenta?, pero yo no tenia una respuesta correcta para esa pregunta o lo que sentia. Simplemente sonreia y decia "Si". Aunque el viaje a Honduras me asustaba, sabia que iria para ayudar a las personas en necesidad. Cuando mis padres y yo salimos para Honduras, llevamos un total de nueve maletas, tres para nuestras cosas personas y seis llenas de materiales que habia recogido. 


Mis principales tareas en Honduras fueron ayudar en las aldeas afuera de la ciudad de Gracias, juntamente con los medicos, dentistas y otros voluntarios. La primera comunidad que visitamos fue San Marcos de Caiquin. Mi trabajo alli fue ayudar en darle medicina para los parasitos a los ninos desde uno hasta 12 años. 

La medicina para los parasitos es exactamente lo que es, un medicamento para prevenir que los niños se llenen de parasitos. 


Reparti la medicina por casi todo el primer dia. Cuando no habia ninos para darles medicina, me iba a observar a los dentistas y medicos. 

La segunda vez ayude en la farmacia. Cuando estaba alli alistamos un espacio para un medico optometrista  volutario de una optica de Santa Rosa de Copan para que examinara los ojos de las personas que lo necesitaban.